8/2/2011

La semilla germinada más antigua del mundo

Un equipo de científicos israelíes logró que germinara la semilla de una palmera datilera con una antigüedad de 2.000 años según las dataciones por radiocarbono. Esta semilla se halló en unas excavaciones en Masadá en el año 1973, aquí se encontraba un fuerte histórico donde los judíos resistieron las fuerzas de asalto romanas en el año 73 d.C.


Sarah Sallon, una especialista en plantas medicinales, rescató algunas de las semillas de palmera encontradas que se hallaban en un cajón para realizar todo un reto, hacer que germinasen. Junto a Elaine Solowey, directora del programa experimental de cultivos del NMRC para el desarrollo de plantas que crezcan bien en Oriente Medio

Para revitalizar la semilla la Doctora Solowey, puso la semilla a remojo en agua caliente, esto hizo que la cubierta se ablandara y fuera nuevamente permeable y capaz de absorber agua. Luego introdujo la semilla en una solución de fertilizantes y nutrientes a base de algas.
El 25 de enero del 2005 la puso en una maceta aislada y para el mes de marzo del mismo año la primera hojita comenzaba a salir a la superficie, consiguieron que la palmera en cuestión creciera 30 centímetros y produjera 7 hojas.

La palmera de Judea desapareció de la faz de la tierra hace casi 2000 años, fueron destruidas en su totalidad durante las cruzadas. Esta palmera es nombrada tanto en la Biblia, como en el Corán. Judea en tiempos de los romanos era famosa por sus deliciosos dátiles, fruto de las palmeras datileras nativas.



¿Hembra o macho?


No se sabe todavía si Matusalén es hembra o macho, algo que sólo se podrá comprobar en tres o cuatro años. “Si es una palmera hembra se le podría fecundar con el polen de una palmera moderna masculina”, explicó Sallon. Otra posibilidad es tratar de criar una palmera macho a partir otras semillas antiguas.

Hace 5 mil años los habitantes de Babilonia aprendieron a fecundar datileras hembras con polen de las machos, untándolo a mano sobre las flores.
Las palmeras datileras judaicas, llamadas también árbol de la vida, formaban hace 2 mil años densos bosques que llegaban desde el lago Genezareth, en el norte, hasta el Mar Muerto, en el sur.

Después de que los romanos terminaron con el levantamiento judío, en el siglo I después de Cristo, las plantas fueron abandonadas a un estado salvaje y se extinguieron. “Para la época de las cruzadas ya no quedaba casi nada de las plantaciones.” Las palmeras actuales de Israel proceden de Marruecos, Egipto e Irak.
Por lo tanto la palmera datilera que aparece representada en las antiguas monedas romanas de la región, ya no existen la actualidad.


Sallon señaló que Matusalén está sana, aunque algunas de sus hojas muestran puntos blancos. La Universidad de Zurich practicó análisis con radiocarbono a las semillas que no germinaron, así como al folículo de la palmera que se desarrolló, los cuales permitieron determinar que tienen unos 2 mil años.
 
                                       


Gracias a este experimento es posible recuperar a la palmera de Judea original, y esto tiene un gran valor científico, más que simbólico, dado que se pueden estudiar las variaciones genéticas que tuvieron lugar a través de 2000 años en las Phoenix dactyliferas, haciendo comparaciones con las datileras modernas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada