4 abr. 2011

Phoenix rupicola

Palma de las rocas.

Descripción:

Su estípite solitario suele quedar limpio de restos foliares y puede alcanzar una altura de unos 8 metros por unos 30 cm de diámetro.

Hojas pinnadas arqueadas desde la base, llegando a medir hasta cinco metros de longitud; están compuestas por un centenar doble de folíolos de textura suave y color verde brillante por ambas caras y unos cincuenta centímetros de largo.

Inflorescencias femeninas de casi un metro de largo y mucho más cortas las masculinas, cubiertas de pequeñas flores de color crema.

Origen:

Norte de la India (Himalaya)

Cultivo:

Palmera de lento crecimiento, la mas lenta de todas las Phoenix. Esta es una de las razones por las que están tan poco difundida, como cualquier otra del género, hibridiza muy fácilmente por lo que es difícil ver ejemplares puros. Sus pequeños dátiles anaranjados y purpúreos al madurar.


Aunque soporta el pleno sol incluso desde joven, también tolera la media sombra. Son apropiadas tanto para los climas tropicales como para los templados y hasta tolerarán heladas moderadas, unos -4ºC y resiste bastante bien la sequía. Le gusta la tierra muy abonada con orgánico y muy drenada, pues se pone amarilla con facilidad.














No hay comentarios:

Publicar un comentario